Buscar
   
Volver a la página principal Chatea con montones de oyentes del programa Deja un mensaje para que todos sepan que has estado aqui y dinos que te ha parecido la página Envianos tus propias noticias o articulos para que sean incluidos y todo el mundo pueda leerlos Entra en tu panel de control de usuario donde podrás configurar muchas opciones Si estar conectado com usuario registrado aqui podrás desconectarte
    Registrate
Articulos y Noticias
· La Zona Cero
· Azul y Verde
· Pasajes de la Historia
· Terror y Relatos
· Materia Reservada
· Callejon del Escribano
· Secciones Antiguas
· Entrevistas

Otras Opciones
· Descargas
· Foros de Opinion
· Lista de Miembros
· Mensajes Privados
· Almacen de Articulos
· Recomiendanos
· Tutoriales
· Enlaces

Usuarios Conectados
Actualmente hay 1 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

Ética y moral en política

Materia Reservada Anonimo escribió "Un día, un político notable dijo “la política es demasiado importante como para dejarla en manos de los votantes”. . .y en España nos la creímos.

La falta de evolución en la política,a la vista de la actuación de nuestros políticos en nuestro país, se debe a la vanidad que reina en ella.
Como ocurre con muchas personas individuales, el orgullo herido al reconocer un error supone una barrera para ofrecer apoyo al que tiene razón. De este modo, todos tratamos de atribuirnos los éxitos y delegar los fracasos. Esta máxima se ve representada en política en forma de obstruccionismo: una iniciativa positiva por sistema carecerá de valor para la oposición y tratará de evidenciarse incluso derogándola cuando fuese posible. Ejemplos de este caso son las numerosas leyes de educación que se vienen solapando, yuxtaponiendo y finalmente negando unas a otras en cada legislatura (LOGSE, LOE, LOCE, LODE…). Premio al que identifique alguna ley de educación refundida en lugar de derogada en nuestra historia moderna.
Tomando como ejemplo cualquiera de las leyes de educación, tras haber leído varias podremos polemizar sobre los aspectos negativos (que los habrá) o las involuciones que pueden conllevar su aplicación a causa de posibles carencias en su redacción, pero probablemente todos estemos de acuerdo en que sin duda, esta redacción es bienintencionada y se basa en principios fundamentales del derecho, igualdad de oportunidades, respeto a la diversidad etc.
De esto se deduce que los partidos políticos podrían ser bienintencionados al poner en marcha iniciativas positivas buscando una conformidad social derivada de una necesidad patente, como es la necesidad de garantizar una educación adecuada para todos.
El problema reside esencialmente en la citada vanidad política: si, las propuestas positivas están bien, pero solo si la iniciativa es de nuestro partido.
Viene la política a reafirmarse en esta actitud con la redacción continua de nuevas leyes de educación (por seguir con este ejemplo) que sustituyen a las anteriores antes de que estas hayan tenido tiempo a aplicarse por completo, exigiendo una nueva administración de recursos, infraestructura y organización acordes con la nueva legislación. ¿Consecuencia? El sistema educativo entra en una etapa de transición en la que la ley pasada sigue aplicándose en la mayoría de su texto complementándose esta con artículos de la nueva progresivamente hasta su asentamiento total. Este proceso es lento y muchas veces el cambio estructural de ambas leyes es tan grande que entran en conflicto y acaban por cometerse injusticias.
Si en una legislatura el tiempo es insuficiente para aplicar una nueva ley orgánica, que son las que exigen de una mayor reestructuración por afectar a derechos básicos, imaginemos que el próximo gobierno (en su alarde de vanidad) decide sustituirla por completo: se entraría en una dinámica absurda donde ninguna ley se instaurase completamente, formando una especie de entramado legal difuso, como una nebulosa y completamente ineficaz (ya que no se conseguirían los objetivos propuestos por ninguna ley) e ineficiente (ya que la constante reestructuración implica un despilfarro de recursos innecesario)

Este ejemplo puede extrapolarse a cualquier ámbito de actuación política, como por desgracia sufrimos cada día. Raras son las veces en las que, en un cambio de gobierno, en lugar de derogar una iniciativa positiva, se trata de mejorarla, actualizando sus artículos (seguimos con las leyes de educación) y refundiendo leyes sucesivas llegado el caso (como ocurrió con la Ley del Deporte de Cataluña, casos haberlos haylos).
No, no se hace. Por vanidad; reconocer el éxito de la oposición es reconocer la debilidad de uno mismo. Por desgracia esta es la forma de pensar dominante.
Los casos de obstruccionismo político son tradición en nuestro país, ¿quién no ha sido víctima en su municipio de una coalición entre los partidos de la oposición para obtener mayoría e impedir el ejercicio del partido gobernante?
La democracia permite cosas muy curiosas: votamos para vernos representados por el partido que pensamos que es más capaz de ello, según sus programas, su trayectoria o su ideología; sin embargo, dos partidos con idiosincrasias diferentes pueden aunarse, ignorando las ideas y preceptos por los que fueron votados y gobernar en lugar del partido que ha obtenido la mayoría. Resultado: el partido que mayor representación ha obtenido no gobierna y en su lugar gobierna una coalición que no representa a nadie, o si lo hace es a una minoría. Irónico.

No hay más que ver una sesión parlamentaria para darse cuenta del ego tan soberbio que campa a sus anchas por los escaños. El debate no existe, solo el espectáculo. Los partidos políticos se abuchean unos a otros o se vitorean en cada intervención de sus ponentes, como si de una vulgar tertulia se tratase y no una sala donde se decide el destino de un país. Son partidos de fútbol más que políticos. No existe el respeto porque ellos mismos piensan en su soberbia que solo su partido tiene razón. El apoyo enfático al propio partido o el desprecio al contrario son ataques directos al ego del partido “adversario” que enseguida se pone a la defensiva y el debate parlamentario se convierte en un intercambio de descalificaciones mutuas; la mejor defensa es un buen ataque, o eso dicen. No hay oportunidad para la colaboración.

Existe tanta vanidad en nuestra política que hemos llegado a una especie de nueva Ilustración donde nuestros políticos creen que solo ellos tienen la capacidad de decidir, y cada partido cree tenerla y no el otro. Y el pueblo no tiene nada que ver.
Han convertido la democracia en una formalidad, en una excusa bonita para llegar obtener el poder de gobernar (según sus ilustrados criterios) y tener así el sufijo “democrático” para ser aprobados socialmente.
Siguen reconociendo el poder del ciudadano (porque decidimos en las urnas, nada más) pero han despreciado nuestro criterio y nuestra competencia; somos un pequeño escollo que no pueden evitar, tan solo pasar por el de la forma más eficaz posible.

Es tal el desprecio que ahora las elecciones generales parecen el mercado del pueblo (y no solo por las verduleras-partidos que hacen su tertulia en la plaza-parlamento): paulatinamente el sistema de elecciones se ha convertido en un escaparate donde el ciudadano compra el producto que más le satisface.
Existen analogías tan evidentes como ofensivas. La precampaña y campaña electoral son, hoy en día, como la campaña publicitaria de juguetes en navidad.
No nada mas insultante para el ciudadano que tras 4 años de legislatura, al llegar la época electoral, los gobiernos repentinamente comiencen a acometer proyectos, inauguren centros comerciales, pongan flores en las aceras o comiencen a prometer en sus programas cosas imposibles (que decir de la propuesta del PP de plantar 500 millones de árboles, ¡pues nada hombre!) y cosas igualmente notorias y visibles como si fuésemos borregos y tratasen de ocultarnos con ello la falta de política anterior en su mandato. El simple hecho de que crean que con confeti de última hora puedan condicionar nuestro voto es ya ofensivo por necesidad. Pero es publicidad hombre.
Lo mismo podríamos decir de los efectos de comunicación (carteles, anuncios, panfletos etc) que, aunque mas comprensibles, contribuyen a la misma idea de “producto mercantil”.
La publicidad es aconsejable para darse a conocer y motivar, pero, como todo, es una cuestión de grado, y depende de cómo la usemos transmitiremos una intención u otra.
De la propaganda al insulto hay un paso (para nuestros políticos, claro).
Miles de actuaciones similares apoyan esta idea de “partido-producto”; los apretones de mano y felicitaciones al ganar las elecciones en lugar de ofrecer colaboración, los ya mencionados jaleos y abucheos en los debates (cada partido cree que su producto es el mejor), la propagandística electoral, el exagerado incremento en agresividad política en campaña mediante la descalificación mutua entre partidos (mi producto bueno, el tuyo malo) y un lamentablemente largo etcétera.

Todos en mayor o menor medida nos damos cuenta de este empleo abusivo de la publicidad (ya sea en medios de comunicación como en su propia actitud política) que ya comienza a denotar un acusado mercantilismo político; pero por fortuna todo este entramado comercial es, de alguna manera, externo al propio sistema electoral y podemos dejar que nos afecte o no siempre que seamos conscientes de ello.
Lo que es realmente preocupante son las cosas que aceptamos inconscientemente, o consciente pero resignadamente, y que forman parte del propio sistema. Ya comentábamos los casos de las orgullosas coaliciones entre partidos o la forma en que el ciudadano ni pincha ni corta en el destino del país, tan solo en las elecciones que a efectos prácticos, es como darnos un caramelito para que nos callemos.
Otro aspecto fundamental a mi entender, relacionado con esto, y que apoya de una manera exagerada el concepto mercantilista de la política, son las listas cerradas.
Listas cerradas: cada partido selecciona (según sus criterios) sus representantes, aquellos que conformaran el equipo de gobierno si es que salen elegidos en elecciones. Es decir, elaboramos nuestra lista inmutable, la presentamos a elecciones, y como el votante no tiene mas remedio que aceptarla y acabar votando a esta u otra lista igual de estática, cuando salga elegida tendremos pleno derecho a ocupar los puestos públicos con ella.
Podría parecer que ha sido el votante quien ha decidido, pero la mayor parte de la decisión ha sido de quien ha elaborado la lista, ya que serán los integrantes de la misma los que gobiernen después. Sin embargo, nos venden al cabeza de lista, toda la imaginería, publicidad y demás atrezzo está ocupada por el líder de partido de turno, para que creamos que estamos votando a una única persona que comulga con nuestros ideales. Que lástima, acabas de comprar un bonito aspirador multifunción, que friega, perfuma el aire, pica cebolla y barniza el suelo, pero que solo tiene cabezal para aspirar parqué y no alfombras, que ¡vaya!, era precisamente lo que tu querías (ironía ironía).
Y fíjate, justamente que el tema de las listas cerradas empezaba a polemizarse y el sistema cada vez recibía mas presión al respecto, ocurre el tema Gallardón.
Gallardón excluido de las listas del PP y entonces se causa un revuelo tremendo.
De repente, el tema de las listas queda en un segundo plano y todos nos centramos en la polémica Gallardón, empezamos a debatir si fue una buena decisión o no, especulamos sobre la intención de esta medida etc. pero al hacer esto (el debatir sobre si Gallardon debería haberse incluido en las listas o no) lo que realmente estamos haciendo es ACEPTAR el sistema de listas cerradas, que al fin y al cabo, es lo que le interesa a todos los partidos políticos.

Las cortinas de humo forman parte de toda esta maraña de desinformación o información sesgada, publicidad tan exacerbada que no nos deja ver lo que hay detrás realmente, cuya única intención es desviar la atención de los temas realmente candentes.
¿Cómo podemos desarrollar un buen criterio para decidir sobre qué, cómo y a quién votar si nuestro acceso a la información es tan limitado o tan sesgado?
Hoy en día, la información es poder y la política lo sabe. Estamos acostumbrados a comparar datos de uno u otro medio, de uno u otro partido, y ver que la diferencia entre cada dato es tan grande que es absurda y ajena a todo margen de error razonable (véase número de asistentes de cualquier manifestación). La intención de condicionar al ciudadano ofreciendo información falsa es MAS QUE EVIDENTE; aun desconociendo el dato real y siendo incapaces por lo tanto de determinar si alguno dice la verdad, la diferencia salvaje entre información ya está denotando una clarísima intención manipuladora. Esta es la mayor prueba que tenemos para saber que realmente los señores gobernantes piensan que somos unos ignorantes cegados y sin capacidad para decidir, y que por lo tanto es deber moral suyo (de los políticos) condicionarnos para que votemos lo que ellos creen que es lo adecuado, y no lo que nosotros mismos creemos.

Un día, un político notable dijo “la política es demasiado importante como para dejarla en manos de los votantes”. . .y en España nos la creímos.



En ocasiones me abrumo cuando veo la inmensidad de las cosas, cuando te ves incapaz de conocer lo suficiente sobre las cosas para poder desarrollar cierto criterio; es tal la complejidad de cualquier cosa (mas aun del entramado político, que comprende mil y un factores sociales, económicos…) que realmente sientes que la responsabilidad de decidir o de emitir un juicio de valor es demasiado para ti.
No soy un experto en política, ¡ni siquiera soy un experto en ninguna cosa!, menos aun en este tema. Es por esto que este texto, lejos de ser un artículo político, es una reflexión sobre moral y sobre ética, que es algo sobre lo que todos somos expertos; porque día a día tenemos que convivir con el resto del mundo, de tomar decisiones que afectan a otros y de distinguir, al fin y al cabo, sobre lo bueno y lo malo.
Es la intención de los políticos lo que cuestiono y no tanto sus acciones.


Yago Rodríguez Pérez
"

 
Login
Nickname

Contraseña

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

Enlaces Relacionados
· Más Acerca de Materia Reservada
· Noticias de Raulv


Noticia más leída sobre Materia Reservada:
“Los Protocolos de los Sabios de Sion”: Un arma secreta centenaria...


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 4.5
votos: 18


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible


"Ética y moral en política" | Entrar/Crear Cuenta | 7 Comentarios | Buscar Discusión
Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

No se permiten comentarios Anónimos, Regístrate por favor

Re: Ética y moral en política (Puntuación 1, Funny)
por fnkosh el Sunday, 07 June a las 04:11:00
(Información del Usuario | Enviar un Mensaje)
رقص [www.fnkosh.com] - أغانى [www.fnkosh.com] - أغانى [www.fnkosh.com] - كليبات [www.fnkosh.com] - أفلام [www.fnkosh.com] - افلام [www.fnkosh.com] - كليب [www.fnkosh.com] - فن [www.fnkosh.com] - زفه [www.fnkosh.com] - سينجل [www.fnkosh.com] - تامر حسنى [www.fnkosh.com] - سينما [www.fnkosh.com] - حب [www.fnkosh.com] - قلب [www.fnkosh.com] - حنان [www.fnkosh.com] - همسات [www.fnkosh.com] - اغانى [www.fnkosh.com] - اغاني [www.fnkosh.com] - رقصات [www.fnkosh.com] - فيديو كليب [www.fnkosh.com] - سحر [www.fnkosh.com] - أداب [www.fnkosh.com] - فنون [www.fnkosh.com] - شتات [www.fnkosh.com] - دردشه [www.fnkosh.com] - قلوب [www.fnkosh.com] فنكوش [www.fnkosh.com] - فنكـــوش [www.fnkosh.com] - فنكـوش [www.fnkosh.com] - فنكـــوش [www.fnkosh.com] - برامج كامله [www.fnkosh.com] - برامج [www.fnkosh.com] - أفلام عربى [www.fnkosh.com] - أفلام اجنبى [www.fnkosh.com] - أفلام ثقافيه [www.fnkosh.com] - افلام غريبه [www.fnkosh.com] - افلام صينيه [www.fnkosh.com] - أفلام هنديه [www.fnkosh.com] - أفلام عربيه [www.fnkosh.com] - كليبات أجنبى [www.fnkosh.com] - كليبات هندى [www.fnkosh.com] - كليبات صينى [www.fnkosh.com] كليب عربى [www.fnkosh.com] - كليب فرنساوى [www.fnkosh.com] - كليب اسبانى [www.fnkosh.com] - كليب انجليزى [www.fnkosh.com] - فكاهات [www.fnkosh.com] - ضحك [www.fnkosh.com] - فرفشه [www.fnkosh.com] - مسخره [www.fnkosh.com] - بنات [www.fnkosh.com] - بنت [www.fnkosh.com] - بنت جميله [www.fnkosh.com] - بنت أموره [www.fnkosh.com] - بنت عسوله [www.fnkosh.com] - بنات العرب [www.fnkosh.com] - بنت الخليج [www.fnkosh.com] - بنات امريكا [www.fnkosh.com] - بنت [www.fnkosh.com] - بنوته [www.fnkosh.com] - العاب [www.fnkosh.com] - ألعاب [www.fnkosh.com] - لآعب [www.f

Leer el resto del comentario...



cinderella prom dresses (Puntuación 3, Funny)
por Kayla ([email protected]) el Wednesday, 23 May a las 10:14:06
(Información del Usuario | Enviar un Mensaje) http://www.heardress.com
A big thank you for your post. Much thanks again. Awesome.



winter wedding dresses 2012 (Puntuación 3)
por Kayla ([email protected]) el Thursday, 31 May a las 03:34:00
(Información del Usuario | Enviar un Mensaje) http://www.heardress.com
beach houses are really nice and it would always be a warm and relaxing place.



bridal dresses (Puntuación 3, Funny)
por Kayla ([email protected]) el Thursday, 31 May a las 08:55:39
(Información del Usuario | Enviar un Mensaje) http://www.heardress.com
How do you make a site look this sick! Email me if you want and share your wisdom. I'd be appreciative.



cheap homecoming dresses 2012 (Puntuación 1)
por Kayla ([email protected]) el Saturday, 09 June a las 02:43:07
(Información del Usuario | Enviar un Mensaje) http://www.heardress.com
Hey there! Good post! Please tell us when I shall see a follow up!